Teilen
  • Escribir un tweet sobre ello
  • Google +1
  • Fijar la imagen
  • Comparta el producto

Árbol por árbol

Parador apoya a Felix Finkbeiner y la iniciativa Plant-for-the-Planet.

Articulos parecidos

Los árboles son nuestro comodín de tiempo

Leer artículo

Mientras que su hermana chilla fuerte mientras que se saca un avispón del pelo largo, Felix guarda calma. ¿Por qué no hacemos de una vez lo que aconsejan los climatólogos? Si no actuamos ahora nosotros, los niños, ¡será demasiado tarde!

A pesar de su edad, el joven activista es absolutamente independiente y extraordinariamente seguro de sí mismo. Felix Finkbeiner recibió al fin y al cabo infinitos premios a nivel mundial por su iniciativa escolar Plant-for-the- Planet, que fue creada en el año 2007. Adultos como el Principe Alberto de Mónaco o Gisele Bündchen se dejan fotografiar para su campaña para proteger el clima "Stop talking.Start planting!".

Klaus Töpfer (ex ministro alemán del Medio Ambiente) es patrocinador de la organización. En este caso, todo empezó tan tranquilo: Felix tenía que elaborar una ponencia sobre el tema "el calentamiento de la tienna" en la escuela cuando encontró en Internet información sobre Wangari Maathai y su organización para la defensa del medio ambiente "Green Belt". Ella había plantado en treinta años más de treinta millones de árboles en Kenia y otros países africanos para luchar contra la deforestación y la erosión del suelo. Inspirado por la idea de la ganadora del Premio Nobel de la Paz cerró Felix su ponencia con las palabras: ¡Nosotros, los niños deberíamos plantar un millón de árboles en cada uno de los países de este mundo! A continuación, la directora de su escuela le envía como serie de conferencia a otras escuelas para dar charlas sobre el tema sostenibilidad. Una aplastante mayoría de niños se unió a su exigencia de plantar árboles y de demostrar por la justicia climática. Pronto fundaron niños en todo el mundo, organizado por Internet y la página web de la joven organización plant-for-the-planet.org, propias iniciativas. Felix y sus embajadores alaban la justicia climática en conferencias y en talleres en las academias de niños en países como la China, el japón y Corea del Sur, Noruega. Los EE.UU. México, Suiza, Italia, España, Austria y en algunas partes de África, ante el Parlamento Europeo y en las Naciones Unidas.

"Para nosotros, los niños, no se trata de embellecer la naturaleza."

Él te ha reposado suficiente tiempo. La bolsita acaba en el pequeño montón de abono en el jardín. "Exigimos que los adultos paren de mentirnos. Desde hace años se expresan bonitas metas para proteger el clima tanto en las conferencias que se celebran a finales de diciembre sobre el clima como también en las Cumbres del G8 en verano. Pero seguimos estando muy lejos de que estás metas se vayan a realizar. En los países pobres del mundo mueren cada día 30.000 de hambre, mientras que los adultos en los países ricos no dejan de expulsar abundantemente dióxido de carbono. Tenemos que parar este proceso." Los planes para el futuro de Felix suenan audaces, pero se podrían realizar de todas formas. Finkbeiner quiere fundar un partido de niños a nivel mundial. Leyes globales deberán asegurar que se reduzca la emisión de gases de efecto invernadero a cero. "Actualmente nos organizamos como los jóvenes manifestantes en los países en el mundo árabe y parecido a ellos queremos provocar una revolución suave" Y está claro que él quiere plantar con sus combatientes 1 billón de árboles de pasada. El 1,2%. o sea 12.000 millones de árboles ya han plantado en los últimos cinco años. Parador apoya entre otros que se pueda llegar al menos a un gran número: Parador planta junto con Plant for the Planet un árbol por cada paquete que venda de la gama nueva Eco Balance. ¿Felix Finkbeiner no tiene miedo de que políticos perezosos y grupos cabilderos con poder puedan destruir su sueño? "Ningún problema", Felix señala hacia el techo de la casa.

"Eso es como con nuestros avispones: a veces vienen todos volando en busca de uno y nos suele entrar un poco de pánico. Pero bien visto no nos hacen nada malo. Y hay que saber que a pesar de la reina ninguno sobrevivirá el invierno."

Please confirm your language in order to continue